domingo, 28 de noviembre de 2010

Bizcobolas doble chocolate


Cómo me he divertido haciendo estas bizcobolas! Están hechas de bizcocho de chocolate con crema trufa de chocolate con leche y a la vez recubiertos de chocolate blanco. Vamos, toda una tentación de chocolate en sus variadas expresiones.
La verdad es que son muy sencillas de realizar, y aunque da un poco de pena destrozar un bizcocho recién hecho, el resultado final es tan bueno que merece la pena hacerlo.
Pues bien, aquí os enseño mi recetilla.

Ingredientes (para unas 15 unidades)

Bizcocho de chocolate
Mantequilla 50 gramos
Azúcar 50 gramos
Huevos 1 mediano
Harina 40 gramos
Cacao en polvo 10 gramos
Bicarbonato sódico 2 gramos

Crema trufa de chocolate con leche
Chocolate con leche 100 gramos
Nata 100 gramos

Baño
Candy Melts de chocolate blanco 150 gramos

Bizcocho: Batir la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta blanquear. Agregar el huevo, incorporar bien y por último poner la harina, el caco en polvo y el bicarbonato sódico previamente tamizados.
Engrasar un molde para bizcocho de 15 centímetros de diámetro y verter allí la preparación. Cocinar a 180º C durante 25 minutos o hasta que pinchando en el centro con un palillo, éste salga limpio. Reservar.
Crema trufa de chocolate con leche: Picar finamente el chocolate, llevar a ebullición la nata y verterla sobre él. Remover hasta que la preparación sea homogénea. Reservar en la nevera.
Montaje: Moler el bizcocho a migas de modo tal que parezca arena., incorporar la crema trufa y mezclar muy bien. Debe quedar una masa suave que no se pegue en las manos. Llevar a la nevera 30 minutos para que tome consistencia.
Luego del descanso en la nevera tomaremos pequeñas porciones de masa y formaremos bolas del tamaño de una trufa tradicional.
Calentamos el Candy Melts en el microondas y con la ayuda de un tenedor iremos bañando las bolas una a una y las apoyaremos sobre papel vegetal.
Si se desea, antes de que la cobertura solidifique se las puede espolvorear por ejemplo con bolitas multicolores de azúcar, como he hecho yo con las que puse en la foto.
Tips
  • Yo en este caso hice un bizcocho casero, pero puede usarse por ejemplo madalenas compradas, ya que esto facilita y agiliza su preparación.
  • En este caso el bizcocho es de chocolate, y como agente leudante he usado bicarbonato sódico ya que ayuda a profundizar el color oscuro del bizcocho, pero si si hiciese por ejemplo de vainilla deberíamos usar polvo Royal.
  • Un punto importante es la cantidad de crema trufa que le ponemos. No debemos poner en exceso, ya que no podríamos armarlas bien porque se nos pegarían mucho a las manos, ni debemos poner poca porque resultarían muy resecas, y en realidad son súper húmedas. Por tal motivo yo recomiendo ir probando con las manos la textura según las vamos preparando, así nos damos cuenta cuando tenemos el punto exacto.
  • Para la cobertura he usado candy melts de Wilton, pero también puede usarse chocolate puro.
Espero que os guste.
Bon apetit!

sábado, 27 de noviembre de 2010

November 2010 Daring Baker challenge: Crostata o pasta frolla de membrillo

The 2010 November Daring Bakers’ challenge was hosted by Simona of briciole. She chose to challenge Daring Bakers’ to make pasta frolla for a crostata. She used her own experience as a source, as well as information from Pellegrino Artusi’s Science in the Kitchen and the Art of Eating Well.
La propuesta mensual de noviembre de Daring Bakers' ha sido organizada por Simona, de bricole y ha elegido como reto para los Daring Bakers' realizar pasta frolla o crostata.  Yo particularmente estoy súper emocionada de realizar esta receta, ya que es mi primer reto con los Daring Bakers' y además coincide, al igual que Simona, con que me trae muchísimos recuerdos de mi infancia, y de comerla en casa y aprender a hacerla ya en años muy tempranos.
Espero que os guste, la he hecho con mucho cariño.


Ingredientes
Azúcar glas 100 gramos
Harina para repostería 235 gramos
Sal una pizca
Mantequilla sin sal 115 gramos
Ralladura de la piel de medio limón
Un huevo y una yema
Dulce de membrillo 250 gramos

Batir la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar y la ralladura de la piel de limón hasta blanquear. Agregar el huevo y la yema y por último la harina previamente tamizada con la sal.
Envolver en papel film y llevar a la nevera 30 minutos.
Cortar el dulce de membrillo en cuadrados pequeños y ponerlos en una olla al fuego; con la ayuda de un tenedor lo aplastamos teniendo cuidado de que no se queme, podemos echar un chorrillo de agua para ayudarnos en el procedimiento. Reservamos.
Dividir la masa frolla en 2 de la siguiente manera:
- 3/4 partes para la base
-1/4 parte para la decoración superior
Engrasar un molde redondo de tarta desmontable y forrarlo con la masa destinada para la base, previamente estirada a medio centímetro de espesor. Verter el dulce encima, esparcirlo bien y terminar de decorar con la masa restante.
Para la decoración pueden hacerse tiras, mariposas o lo que la imaginación les dicte.
Volver a llevar a la nevera por aproximadamente 30 minutos y luego hornear a 190º C por aproximadamente 25 o 30 minutos.
Bon apetit!

jueves, 25 de noviembre de 2010

Pastel invertido de piña


Whole Kitchen en su propuesta dulce de noviembre nos invita a participar de su grupo realizando este delicioso pastel invertido de piña, y como es mi primera receta con ellos, me hace especial ilusión realizarlo y a la vez poder compartirlo con vosotros.
Este pastel fue muy popular en los años 20 en Estados Unidos, debido a que la piña en conserva estaba muy de moda en aquellos años, y fue precisamente en 1920 cuando apareció por primera vez una receta de este delicioso pastel. 
La piña en conserva se encontraba a un precio muy bajo y las recetas en torno a ella no dejaban de sucederse, pero este pastel se hizo tan popular que cuando una de las compañías más conocida envasadora de piñas en Estados Unidos organizó un concurso de recetas, recibió más de 2500 de este mismo pastel.
Hoy en día podemos encontrarnos muchas versiones de él, con distintas frutas y distintos tipos de masa, por eso yo hoy aquí aporto mi granito de arena con una de ellas que comparto con vosotros.




Ingredientes:
Para la cubierta:
Mantequilla 10 gramos
Azúcar moreno 30 gramos
Una rodaja de piña en almíbar
30 mililitros del almíbar de la piña
3 cerezas en almíbar para decorar
Para el bizcocho:
Huevos 30 gramos
Azúcar moreno 30 gramos
Nata 30 mililitros
Almíbar de piña 20 mililitros
Harina 35 gramos
Levadura Royal 2 gramos.
Preparación
Colocamos el azúcar, el almíbar y la mantequilla en una cacerola pequeña y lo cocinamos a fuego medio hasta que todo se haya disuelto y adquiera una textura homogénea. Seguidamente lo dejamos cocer un poco más hasta que veamos que el azúcar empieza a caramelizar, unos 2 o 3 minutos.
Seguidamente retiramos del fuego y lo vertimos sobre el molde que vayamos a utilizar, el cual previamente habremos engrasado por los laterales. Colocamos encima la rodaja de piña y las cerezas en el centro y reservamos.
Batimos el azúcar con la mantequilla hasta blanquear, agregamos el huevo, la nata y el almíbar de piña, incorporamos muy bien. Por último ponemos la harina previamente tamizada con la levadura Royal.
Vertimos esta preparación sobre la rodaja de piña que se encuentra en el molde, alisamos bien y horneamos por aproximadamente 25 minutos o hasta que pinchando con un palillo en el centro, este salga limpio.
Una vez tengamos nuestro pastel horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar dentro del molde unos 5 minutos. Seguidamente lo desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo.
Tips
  • La rodaja de piña debe estar bien escurrida de almíbar, ya que si no mojaría demasiado la masa del bizcocho.
  • Es este caso yo usé un aro redondo para cocinar el pastel, y como no tenía base metálica usé papel vegetal para que no se pegara la base del pastel y además para que me fuera más fácil darlo vuelta y poder desmoldarlo.
  • Al hacer el caramelo para la cubierta es interesante que éste adquiera cierto color, así se lo transmite a la piña y esta queda más pintoresca.
  • Hay que tener especial precaución a la hora de hornear el pastel en no fiarse del color "tostado" del bizcocho, ya que la base de caramelo y la piña le confieren mucha humedad, y aunque parezca ya listo, tal vez por la parte de abajo todavía se encuentre un poco crudo, por eso hay pinchar con un palillo y fijarse bien de que ya está listo.
  • Para que desmoldar el pastel sea más sencillo debemos hacerlo cuando aún tiene cierta temperatura, ya que si se enfría por completo el caramelo tomará más consistencia y la tarea será un poco más complicada.
 Bon apetit!

martes, 23 de noviembre de 2010

Bizcochadas de almendra



Esta es una receta muy sencilla de la cocina tradicional, para mi gusto son un muy buen acompañamiento de un rico café con leche. La verdad es que las hago muy a menudo, porque en casa gustan mucho, así que hoy pensé  en compartirla con vosotros.



Ingredientes
Huevos 3
Ralladura de un limón
Azúcar 300 gramos
Aceite de oliva 125 mililitros
Leche 250 mililitros
Harina 400 gramos
Levadura Royal 12 gramos
Almendras fileteadas 50 gramos
Azúcar para la cobertura 30 gramos

Batir los huevos con la ralladura de limón y el azúcar. Incorporar el aceite y la leche, mezclar bien y por último agregar la harina previamente tamizada con la levadura Royal.
Engrasar y enharinar un molde grande, verter allí la preparación y espolvorear con las almendras fileteadas y el azúcar.
Cocinar en horno suave 160º-170º C, durante 35 o 40 minutos,o hasta que pinchando con un palillo en el centro éste salga limpio.

Bon apetit!

 

lunes, 22 de noviembre de 2010

Tarta doble chocolate al caramelo y praliné


Exquisita combinación de sabores, con una base crocante de masa sucrée, rellena de crema de chocolate negro al praliné y crema de chocolate blanco al caramelo, toda una delicia!

Ingredientes
Masa
Huevos 110 gramos
Sal 5 gramos
Harina 500 gramos
Mantequilla 225 gramos
Azúcar 275 gramos
Crema de chocolate al praliné
Chocolate negro 50 gramos
Gianduja 250 gramos
Nata 200 mililitros
Crema de chocolate blanco al caramelo
Nata 250 mililitros
chocolate blanco 250 gramos
Azúcar 50 gramos
Agua 30 mililitros
Masa: Batir la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar. Agregar los huevos de a uno e incorporar la harina tamizada junto con la sal. Formar un bollo suave y liso sin amasar demasiado.
Cubrir con papel film y llevar a la nevera por lo menos una hora.
Engrasar un molde redondo desmontable de 22 centímetros y cubrirlo con la masa preparada, previamente estirada a medio centímetro de espesor. Volver a llevar a la nevera por 30 minutos.
Cocinar completamente en el horno a 200º C hasta que la masa se vea dorada. Enfriar.
Crema de chocolate al praliné: Llevar la nata a ebullición y verterla sobre el chocolate negro picado y la gianduja. Remover bien hasta incorporar los ingredientes y extender sobre la base de la tarta ya fría.
Crema de chocolate blanco al caramelo: Hacer un caramelo rubio calentando el azúcar con el agua, verter encima la nata y por último echar esta mezcla sobre el chocolate blanco picado. Remover hasta integrar muy bien los ingredientes. Dejar que se enfríe un poco, no del todo, y extender sobre la crema de chocolate al praliné.
 
 
Bon apetit!

jueves, 18 de noviembre de 2010

Concurso Bundt Cake Whole Kitchen: Jijona Bundt Cake


Con motivo del lanzamiento de su nueva revista on line, Whole Kitchen ha organizado un concurso en el que sortean un MOLDE BUNDT de Nordic Ware. Y como ya las fiestas navideñas están cerca y poco a poco vamos ideando el menú para esas fechas, se me ocurrió, por qué no, hacer de un tradicional dulce navideño como es el turrón de Jijona un bundt cake.
Como veréis en la foto, aún no tengo ningún molde bundt de nordic Ware, por eso esta receta forma parte del concurso bundt cake organizado por Whole Kitchen en el cual participo con gran ilusión.
Debo deciros que el bizcocho es ciertamente exquisito, de sabor delicado y aroma perfumado. En el primer bocado aciertas en que lleva miel e intuyes el turrón, su miga jugosa despierta tus sentidos y evocas la navidad. Es una delicia digna de probar, sencillo y a la vez refinado, he aquí con ustedes mi Jijona bundt cake.


Ingredientes
Mantequilla 240 gramos
Turrón de Jijona 160 gramos
Azúcar 160 gramos
Miel 40 gramos
Huevos 220 gramos
Harina de repostería 220 gramos
Gianduja 80 gramos

Procedimiento
  1. Mezclar el turrón desmigado junto la mantequilla a temperatura ambiente.
  2. Montar con un batidor los huevos con la miel y el azúcar.
  3. Mezclar las dos preparaciones e incorporar la harina previamente tamizada.
  4. Agregar la gianduja y mezclar hasta obtener una preparación homogénea.
  5. Engrasar y enharinar un molde de tubo y verter allí la preparación.
  6. Cocer a 180º C por aproximadamente 40 minutos.
  7. Una vez frío espolvorear con azúcar glas.
Bon apetit!

martes, 16 de noviembre de 2010

Un premio!!!


Muchísimas gracia Joan i Sara por acordarse de mí al repartir estos premios en vuestro blog: http://joanmasgoret.blogspot.com/, me ha hecho mucha ilusión y me ha dado una alegría inmensa. Es un honor recibirlo de vuestra parte!

Hay 5 condiciones para este premio:
-Agradecer a quien nos lo envía con un link a su blog.
-Escribir un post sobre el premio.
-Entregar a 12 blogs que consideremos merecedores
-Colocar el enlace de cada uno de los blogs premiados.
-Avisar a los elegidos de la distinción que le pasamos.
Por mi parte, se los otorgo a:

Devil's cake



Bien se sabe que la cocina estadounidense no ha dado gran variedad de platos famosos, como por ejemplo la francesa, pero lo que no podemos negar es la grandeza de los pocos postres que de ellos conocemos, el New York cheesecake, el brownie y cómo no el Devil's cake.
Esta tarta es exquisita, de color marrón oscuro practicamente negro, de sabor y aroma penetrante y textura sedosa, toda una delicia para los amantes del chocolate y toda una joya por descubrir por estas latitudes.
Os invito a conocerlo conmigo y os animo a hacerlo, es muy fácil de preparar y se demora muy poco en ello.

Ingredientes
Bizcocho
Huevos 220 gramos
Bicarbonato sódico 5 gramos
Agua 50 mililitros
Harina 150 gramos
Mantequilla 50 gramos
Remolacha cruda rallada 50 gramos
Azúcar 160 gramos
Cacao amargo 50 gramos
Nata 50 mililitros
Relleno
Chocolate semiamargo 300 gramos
Mantequilla 30 gramos
Licor amareto 30 mililitros
Leche condensada 220 gramos

Bizcocho:
  1.  Batir los huevos con el azúcar a punto letra.
  2.  Incorporar la remolacha rallada y la harina tamizada con el bicarbonato sódico.
  3. Calentar la nata con el agua, la mantequilla, mezclar con el cacao y formar una pasta poco consistente.
  4. Separar una pequeña porción del primer batido y mezclarlo con la pasta de cacao.
  5. Por último unir las dos preparaciones.
  6. Cocinar en un molde engrasado de 20 centímetros a 180º C por 40 minutos o hasta que pinchando en el centro con un palillo éste salga limpio.
Relleno: Colocar la mantequilla a temperatura ambiente junto con la leche condensada y el licor amareto en un procesador de alimentos y remover hasta mezclar bien los ingredientes. Fundir el chocolate en el microondas, agregárselo a la preparación anterior y volver a mezclar hasta que la crema tenga consistencia (son unos segundillos).



Tips:
  • La receta original se realiza con remolacha cruda, pero de no encontrarse puede usarse perfectamente remolacha ya cocida que se consigue casi en cualquier supermercado, y los resultados son igualmente óptimos.
  • Si no se tiene licor amareto puede reemplazarse por ejemplo por Ron.
  • El bicarbonato sódico  hace que la masa adquiera un color más oscuro del que obtendríamos si usáramos levadura Royal.
  • Al momento de montar la tarta si el relleno se encontrara muy duro lo que podemos hacer es llevarlo unos segundillos al microondas y así lo ablandaríamos.
  • Esta es una tarta ideal para comer a temperatura ambiente, jamás recién salida de la nevera, ya que estaría muy dura.
Bon apetit!

sábado, 13 de noviembre de 2010

Christmas pudding



El Christmas Pudding es una densa pasta hecha a base de frutos silvestres secos,  azúcar y especias humedecido con brandy. Posee un color marrón oscuro practicamente negro característico y un aroma especiado profundo.
Este delicioso bizcocho es el dulce tradicional de las navidades inglesas, muchas familias tienen su propia receta de puddíng de navidad, algunos entregados de padres a hijos durante generaciones.
Cuando su elaboración casera era lo habitual, ya que hoy en día lastimosamente se ha perdido bastante la costumbre de hacerlo en casa, las familias comenzaban a prepararlo el domingo anterior al comienzo del Adviento (unas cinco semanas antes de Navidad), llamado "Stir-up Sunday" porque la colecta de ese día en la liturgia anglicana empieza con un "Stir up, we beseech thee, O Lord, the wills of thy faithful people" (Remueve, te lo pedimos, Señor, las voluntades de tus fieles).
Tradicionalmente, cada miembro del hogar, o al menos cada uno de los niños, removía ("stir") una vez la pasta del pudding durante su preparación. A veces se introducía alguna pequeña moneda de cierto valor como premio a quien la encontrara cuando se comiera ese postre.

Esta receta es muy especial para mí, le tengo muchísimo cariño y se la debo a Ana White, gran amiga y mejor persona. Se dice que a la familia uno no la elige, te toca, y yo tuve la suerte de que me tocara ella, una persona positiva, alegre, cariñosa, con la cual puedes charlar por horas sin cansarte.


 
Pudding de navidad
Esta receta data de finales del siglo XIX, pero aunque los puddings de navidad deben hacerse con bastante antelación, se puede realizar éste la nochebuena y obtener resultados excelentes.

Ingredientes para 12 raciones
225 gramos de pasas de Corinto.
225 gramos de pasas de Esmirna.
225 gramos de pasas sin pepitas.
225 gramos de azúcar.
100 gramos de manteca rallada.
100 gramos de pan fresco rallado.
100 gramos de almendras peladas troceadas.
100 gramos de almendras peladas enteras.
100 gramos de fruta escarchada mixta.
175 gramos de manzana de asar, pelada y rallada.
225 gramos de harina.
Corteza de un limón rallada.
Corteza de una naranja rallada.
30 mililitros de zumo de limón.
75 mililitros de cerveza negra.
4 huevos batidos.
15 gramos de especias mixtas para repostería en polvo.
Una cucharadita de nuez moscada rallada.
Una cucharadita de canela en polvo.
Una pizca de sal.
75 mililitros de coñac.

Se mezclan todos los ingredientes en un bol grande, añadiendo 30 mililitros del coñac. Se vierte la mezcla en un molde de 2 litros untado con materia grasa y se cubre con papel vegetal u hoja de aluminio. Para la cocción existen dos posibilidades:
  1. Se coloca el molde en un cazo grande, se llena de agua hasta los dos tercios del molde, se tapa el cazo y se deja cocer a fuego lento durante 8 horas, añadiéndole agua hirviendo cuando sea necesario.
  2. Se coloca el molde en el horno a baño maría y se deja cocer a una temperatura de 150º C.
Una vez terminado de cocer, se echa por encima el resto del coñac, se vuelve a cubrir con el papel de la cocción y se guarda en un sitio fresco.
Al momento de servir el pudding, éste debe ser recalentado a fuego muy lento en baño maría, y tradicionalmente se adorna con una ramita de acebo y si se desea se flambea  con coñac caliente.

Espero que os guste, os puedo asegurar que es exquisito y muy diferente a lo que estamos habitualmente acostumbrados a tomar. Os animo a que lo hagáis!
Bon apetit!

jueves, 11 de noviembre de 2010

Bizcocho húmedo de mandarina y queso mascarpone


Hoy bizcocho de estación; ya llegaron las mandarinas al mercado y hay que empezar a utilizarlas, y además, como me había sobrado queso mascarpone del día que había preparado el Pie de cerezas decidí usarlo y hacer esta deliciosa receta.Debo decirles que es un bizcocho sumamente húmedo, tierno y cremoso, de aroma perfumado y con un marcado sabor a mandarina.

Ingredientes
Huevos 2
Azúcar rubio 100 gramos
Queso mascarpone 120 gramos
Mandarinas 2
Aceite de oliva suave 40 mililitros
Harina de repostería 100 gramos
Sal una pizca

Lo primero que haremos es lavar bien las mandarinas, las partimos al medio y nos fijamos si tienen alguna semilla, de ser así las descartamos. Con la ayuda de un cuchillo las cortamos en trozos pequeños y luego las pasamos por la batidoras hasta convertirlas en un puré. Reservamos.Batimos los huevos junto con el azúcar rubio, agregamos el aceite de oliva, el queso mascarpone y las mandarinas pasadas por la batidora, incorporamos muy bien. Por último agregamos la harina tamizada junto con la pizca de sal.Engrasar un molde rectangular y verter allí la preparación. Cocinar en el horno precalentado a 180º C por aproximadamente 45 minutos o hasta que pinchando en el centro con un palillo éste salga limpio.
Tips:
  • Las mandarinas a utilizar deben ser elegidas del tipo de piel fina y de tamaño pequeño. Es muy importante la elección del tipo de mandarina, ya que al ir enteras dentro del bizcocho no queremos que tengan demasiada parte blanca y que nos den gusto amargo a la preparación.
  • El azúcar rubio aporta coloración a la masa, pero si se usa azúcar blanco saldrá igual de rico aunque con menos color "dorado".
  •  Al hornear el bizcocho notaréis que a diferencia de los bizcochos tradicionales, crece muy lentamente en el horno, y una vez que está listo y lo sacamos del horno se baja. No os preocupéis porque es normal, ya que tiene mayor proporción de ingredientes húmedos que de secos.
Bon apetit!

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Trufas de chocolate y coco al ron



Ay, pero que cosa más fácil y más rica!
Estas trufillas van a ser el éxito de los poco experimentados en la cocina, ni os imagináis lo sencillo que son de preparar y lo resultonas que serán.
Es también una buena receta para tener entretenidos a los peques y que nos echen una mano en la cocina, cosa que a ellos les encanta.

Ingredientes
Chocolate negro 115 gramos
Mantequilla 10 gramos
Ron una cucharada
Coco rallado 40 gramos
Migas de bizcocho 80 gramos
Azúcar glas 40 gramos
Decoración
Cacao en polvo 30 gramos
Azúcar glas 30 gramos

Derretir en el microondas el chocolate con la mantequilla (en aproximadamente un minuto están derretidos). Agregarles el ron, el coco, las migas de bizcocho y el azúcar glas, y con la ayuda de una cuchara mezclar bien.
Tomar pequeñas porciones de masa y hacer bolitas que apoyaremos sobre una bandeja forrada de papel vegetal. Llevar a la nevera hasta que tomen consistencia y se noten firmes al tacto.
Tamizar el azúcar glas en un plato y el cacao en polvo en otro. Rebozar la mitad de las trufas con azúcar y la otra mitad con el cacao en polvo.
Mantener en la nevera hasta el momento de consumir.


 
Tips
  • También puede usarse chocolate blanco y cualquier otro tipo de licor como por ejemplo de de coco, leche o café.
  • Si se prefiere no usar alcohol porque por ejemplo la van a comer niños, puede sustituírse el ron por zumo de naranja.
  • Las trufas también pueden rebozarse con coco, almendras fileteadas muy pequeñas, crocante de frutos secos o bañarse con chocolate, eso según gusto.
  • Estas trufas se conservan perfectamente hasta 2 semanas en la nevera.

A prepararlas que están buenísimas y son súper fáciles.
Bon petit!

martes, 9 de noviembre de 2010

Pudding con caramelo de frambuesas

Hay algo en los frutos rojos que me pierde, y últimamente creo que se nota, ya que mis recetas redundan un poco en este ingrediente.
En fin, que me voy a quitar las ganas de preparar con ellos todo lo que me venga a la cabeza, para luego poder pasar a otros sabores y así seguir cocinando.


Esta receta es muy sencilla y a la vez resultona. Tiene una textura muy suave y sabor delicado, claro está que el toque de alegría se lo aportan las frambuesas.
Vamos allá!

Ingredientes
Leche 750 mililitros
Nata 250 mililitros
Azúcar 250 gramos
Madalenas 3 unidades
Huevos 6
Caramelo
Frambuesas una caja pequeña
Azúcar 100 gramos
Zumo de 1 naranja

Preparación del pudding: Poner la leche junto con la nata y dentro las madalenas troceadas. Dejar en remojo al menos 15 minutos. Agregar los huevos y el azúcar, y con ayuda de la batidora desmenuzar bien las madalenas e incorporar todos los ingredientes.
Caramelo: Poner en una olla las frambuesas, el azúcar y el zumo de la naranja, llevar a fuego medio y cocer hasta que tomo cierta consistencia.
Cubrir la base de un molde para flan con el caramelo de frambuesas y sobre éste poner el preparado del pudding.
Cocinar a baño de maría por aproximadamente 50 minutos a 180ºC, o hasta que pinchando en el centro con un palillo notemos que este sale limpio.


Tips
  • Si os fijáis, la receta lleva nata en su composición, pues bien, esta es la encargada de aportarle untuosidad al postre. Pero si usáramos solamente leche, también quedaría bien y sería una opción un pelín más "light".
  • Yo usé madalenas, que era lo que tenía, pero bien podríamos usar algún bizcocho y hasta miga de pan.
  • Cuando realizamos el caramelo debemos tener particular atención en que no nos quede demasiado líquido, ya que hay que tener en cuenta que las frambuesas en su cocción se rompen y largan mucho jugo; por eso debemos cocer hasta que el caramelo tenga una consistencia bastante espesa, de otro modo largaría mucho líquido en el horno y nos estropearía el pudding.
  • Si notáramos que el pudding toma mucho color por arriba mientras está en el horno, lo que debemos hacer es cubrirlo con papel aluminio y así seguirá cociéndose sin quemarse.
  • Una pista más para saber si el pudding está ya hecho es ver que por los laterales se desprende del molde y además si lo movemos un poquillo tiene cierta resistencia (que no está como un flan).
Espero que os guste, a mí me ha encantado!
Bon apetit!

lunes, 8 de noviembre de 2010

Pie de cerezas y queso Mascarpone


Es verdad que en verano es difícil mantenerme mucho tiempo fuera de la cocina, pero ahora, cuando empezamos a sentir las primeras brisas frescas, cuando las hojas de los árboles ya ruedan por el suelo y el calor del horno de nuestra cocina empieza a invitarnos a quedarnos a su lado es cuando definitivamente no hay nadie que logre sacarme un segundo de la cocina.
Sí, es que en los días fríos, no hay mejor lugar que mi cocina, es cálida, luminosa, veo desde la ventana las ramas de los árboles mecerse sin descanso, veo pasar los coches y hasta oigo algún perro de los vecinos; pero lo que más me gusta es que en mi cocina puedo recrearme y llenarme las manos de harina, estirar masas, batir cremas, montar natas y rellenar bizcochos, es que en mi cocina hay un aroma particular a tarta recién horneada, a cereza, a queso, a azúcar...
Un rico trozo de pie tibio para acompañar el café de esta tarde de otoño...
Os invito a pasar!

Ingredientes
Masa bretona
Yemas 2
Azúcar 160 gramos
Mantequilla 160 gramos
Esencia de vainilla unas gotas
Sal una pizca
Harina 250 gramos
Levadura Royal 5 gramos
Relleno
Queso Mascarpone 250 gramos
Cerezas en almíbar 300 gramos
Azúcar 50 gramos
Claras 2

Masa: Batir la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar y la esencia de vainilla hasta blanquear. Incorporar la yemas de a una y por último agregar la harina previamente tamizada junto con la levadura Royal y  la pizca de sal. Formar una masa suave sin trabajarla demasiado. Reservar en la nevera por al menos tres horas.
Una vez transcurrido el tiempo de descanso estiramos la masa con la ayuda del palote a un espesor de 5 milímetros y la dividimos en dos (una parte será la base del pie, y otra la cubierta)
Engrasar un molde redondo de 20 centímetros de diámetro y forrarlo con una parte de la masa estirada. Cocinar en el horno precalentado a 180º C a blanco (unos 6 o 7 minutos, sin que tome color).
Relleno: mezclar el queso mascarpone con el azúcar y las claras, batir bien hasta integrar por completo los ingredientes.
Sobre la masa cocida a blanco poner la preparación de queso mascarpone y encima de ésta disponer las cerezas esparcidas uniformemente. Tapar con la masa reservada para la cubierta del pie.
Llevar al horno nuevamente y cocinar hasta ver la cubierta de color dorado.

Tips
  • Al momento de estirar la masa notaréis que esta se desmiga, no os preocupéis, porque es lo normal; lo que hay que hacer es apretarla con las manos (sin amasarla), y poner pedazo sobre pedazo; una vez hecho esto se estira sin problemas.
  • Esta es una masa quebrada de origen francés, muy friable y que combina perfectamente con rellenos tibios.
  • Es necesario cocer a blanco primero la masa debido a que el relleno le da mucha humedad, por eso, si la pusiéramos al horno directamente con su relleno nos quedaría muy húmeda y hasta cruda por debajo.
  • La masa puede guardarse en la nevera hasta 7 días y congelarse por 2 meses.
  • Al relleno de queso mascarpone no es recomendable ponerle demasiada azúcar, ya que las cerezas en almíbar le confieren el resto de dulzor que necesitan
  • Es importante escurrir muy bien las cerezas de almíbar, de otro modo la preparación quedaría demasiado dulce y demasiado húmeda.
Hasta la próxima visitaa mi cocina!
Bon apetit!

domingo, 7 de noviembre de 2010

Mousse de chocolate blanco, bizcocho de almendra y canela con corazón de fresa



Imagino que ya os he contado que me encanta el chocolate, y particularmente el blanco; pues bien, hoy he preparado una muosse de chocolate blanco, que es súper suave, aireada y ligera de sabor y textura a la cual decidí acompañar por una bizcocho de almendras y canela y un corazón de fresas.
Os diré que estuve un rato dándole vueltas al tema, ya que quería el chocolate, pero a la vez quería algo que cortara su dulzor y le diera un toque de alegría. Pensé en naranjas, mango y también coco, pero bueno, como veis, finalmente me decidí por fresas, y os puedo garantizar que no me he equivocado, es toda una delicia este postre.



Ingredientes (para 2 unidades-personas)
Bizcocho
Huevos 2
Azúcar 20 gramos
Harina 20 gramos
Almendras molidas tipo polvo 20 gramos
Canela 2 gramos
Mousse de chocolate blanco
Huevos 1 grande (o un huevo y medio batidos)
Agua 16 mililitros
Azúcar 50 gramos
Chocolate blanco 70 gramos
Gelatina sin sabor 4 gramos
Agua para hidratar la gelatina 20 mililitros
Nata 80 mililitros
Confitura de fresas
Fresas 100 gramos
Azúcar 30 gramos

Bizcocho: Batir los huevos con el azúcar a punto letra (esto es cuando levantando el batidor podemos formar figuras o líneas sobre el batido, las cuales desaparecen muy lentamente). Una vez que logramos este punto debemos incorporar la harina tamizada con la canela y el polvo de almendras con movimientos envolventes. Debemos tener la precaución de intentar no bajar el batido e incorporar bien los ingredientes secos.
Engrasar un molde bajo de 18 centímetros y forrarlo con papel vegetal, verter allí la preparación y cocinar a 190º C por aproximadamente 10 minutos, o hasta que levantando el papel veamos por debajo de este que el bizcocho ha comenzado a tomar color. Reservar.
Mousse: Batir el huevo hasta que esté espumoso. Preparar un almíbar con el azúcar y el agua a 118º C (debe hervir 4 o 5 minutos) y volcarlo lentamente en forma de hilo sobre el huevo siempre batiendo. Continuar batiendo hasta enfriar.
Picar y fundir el chocolate en el microondas. Hidratar la gelatina en el agua y posteriormente calentar por 10 segundos aproximadamente en el microondas para disolverla bien.
Mezclar la preparación de huevo y almíbar con la gelatina , el chocolate fundido y por último con la nata montada a medio punto. Incorporar bien todos los ingredientes, sin batir en exceso para no perder el aireado de la mousse.
Confitura de fresas
Trocear las fresas y macerarlas por 15 minutos con el azúcar. Pasado el tiempo de maceración cocinar en una olla a fuego medio, removiendo de tanto en tanto para que no se queme, hasta que el liquido se reduzca y tomo consistencia la preparación.

Montaje
  1. Con la ayuda de un aro redondo de 6 centímetros de diámetro contar 2 círculos de bizcocho, que serán la base del postre.
  2. Con la ayuda de un cortante redondo de 3 centímetros de diámetro contar un círculo de bizcocho, y a su vez a éste partirlo al medio de modo tal que nos quede dividido en 2 círculos.
  3. Forrar con acetato todo el perímetro del aro redondo de 6 centímetros y poner en la base el bizcocho de 6 centímetros que ya teníamos cortado.
  4. Verter 2 centímetros aproximadamente de mousse de chocolate y llevar al congelador 10 minutos.
  5. Retirar del congelador y en el centro del molde poner un círculo del bizcocho de 3 centímetros y encima de éste confitura de fresa.
  6. Llevar al congelador otros 10 minutos.
  7. Retirar del congelador y completar hasta el borde del molde con mousse de chocolate blanco. Para lograr un acabado prolijo y obtener un bonito corte del postre es ideal rellenar primero los alrededores de la confitura de fresa y luego finalmente completar por encima de ésta con mousse.
  8. Llevar a la nevera por lo menos 8 horas antes de desmoldar.
  9. Decorar por encima con unas líneas de chocolate blanco derretido y sirope de fresa.

Tips
  • El bizcocho que usé en esta receta es una adaptación (mía) del bizcocho de soletilla o pionono, a la cual le agregué canela y polvo de almendras. En este tipo de bizcochos es muy importante el batido ( en el que siempre debe lograrse el punto letra, ya que es el que le aporta aireado a la masa) y el momento de la incorporación de los sólidos, que debe ser con movimientos envolventes, para no bajar el batido y obtener así una miga súper esponjosa y liviana. Es de destacar también que el agregado de almendras le proporciona mucha más humedad al bizcocho de la que ya tiene de por sí.
  • En la preparación de la mousse, cuando vertemos el almíbar sobre el huevo batido debemos tener particular atención de hacerlo muy lentamente y siempre batiendo, porque sino corremos el riesgo de "cocer" el huevo (haríamos una tortilla "un tanto" dulce...).
  • Una vez que tenemos hecha la mousse es importantísimo empezar a montar el postre de inmediato, ya que la gelatina comienza a actuar y entonces ahí empezamos nuestra particular carrera contra el tiempo (hay que tener en cuenta que llevaremos el postre al congelador en varias ocasiones, y eso hará que nos demoremos, pero ponemos manos a la obra según terminamos la mousse, no hagbrá problemas, el éxito está asegurado).
  • Los tiempos de refrigeración en el montaje del postre son necesarios para poder mantener el peso de cada nueva incorporación de ingredientes, y que luego a la hora del corte éste se vea bonito.
  • Yo le puse un círculo de bizcocho de 3 centímetros en el centro de la mousse, bajo la confitura de fresa, pero como tampoco quería que fuera como una tarta decidí partirlo al medio, así su espesor era menor y pasaba un poco más desapercibido, de todos modos esto es a gusto de cada uno.
  • Algunas variaciones: esta mousse es de chocolate blanco, pero bien podría ser también de chocolate negro; la confitura de fresas que yo preparé podría sustituirse por mermelada, aunque creo que le iría mejor una de frambuesa que de fresa, ya que le aportaría un poco más de acidéz.
  • Si no tenéis acetato para cubrir el contorno del aro, podéis ayudaros de papel film muy bien estirado, sin arrugas, para que no deje huellas luego en la mousse, o si no también podríais utilizar papel vegetal.
  • Por cierto, no es época de fresas, pero en el supermercado Ahorramás tienen una bandejillas muy chulas a buen precio.
Espero que os guste.
  1. Bon apetit!

sábado, 6 de noviembre de 2010

Galletas Lunettes


Hoy vamos a hacer unas ricas galletas, pero cuidado que son muy peligrosas, porque son tan deliciosas que cuando pruebas una ya no puedes parar. Sí, bien podría decirse que tienen efecto adictivo, pero bueno, una vez al año... no hace daño (y algunas veces más, tampoco!).

Ingredientes
Azúcar 225 gramos
Esencia de vainilla unas gotas
Sal una pizca
Yemas 90 gramos*
Ralladura de 1 limón
Harina 500 gramos
Mantequilla 300 gramos
Mermelada de frambuesa 150 gramos
Azúcar glas cantidad necesaria
*Opcional: cambiar el peso de las yemas por huevos enteros

Preparación de la masa: Batimos la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta blanquear. Agregamos las yemas, la ralladura de limón y la esencia de vainilla. Mezclar bien e incorporar la harina tamizada junto con la sal, formar una masa tierna sin amasar. Cubrimos con papel film y llevamos a la nevera al menos por una hora.
Pasado el tiempo de descanso en la nevera estiramos la masa con un espesor de 3 milímetros.
Para la base de las galletas usaremos un cortante redondo de 4 o 5 centímetros, para la parte superior usaremos el mismo tamaño de cortante y uno de 2 o 3 centímetros para hacer la ventanita por la cual luego veremos la mermelada en la galleta terminada.
Horneamos en placas engrasadas a 190º C por aproximadamente 8 minutos, o hasta que vemos los bordes de las galletas apenas coloreados.
Una vez que las galletas salieron del horno las dejamos enfriar bien y a las bases las untamos con mermelada.
Por otra parte espolvoreamos con la ayuda de un colador con azúcar glas las partes superiores de las galletas.
Unimos las dos piezas de las galletas terminadas y a comer si  parar!


Tips
  • Esta es una masa quebrada que se llama Sablée, y como siempre os digo "no hay que sobarla en exceso", ni echar kilos de harina cuando la estiramos para cortarla, porque ambas acciones darían como resultado una masa de menor calidad.
  • Este tipo de masa se caracteriza por su friabilidad, se deshace en la boca, es sumamente fina y delicada.
  • Es importantísimo respetar el tiempo de refrigerado si queremos obtener óptimos resultados (por ejemplo que mantengan una buena forma).
  • Esta masa se puede congelar por 3 meses y mantenerse en la nevera hasta 10 días.
  • Las galletas horneadas duran muchísimos días guardadas en un envase hermético, alejadas del calor o altas temperaturas. Una vez armadas las galletas la mermelada acorta considerablemente el tiempo de duración ya que le aporta mucha humedad.
Bon apetit!

martes, 2 de noviembre de 2010

Bizcochitos mariposa de yogur con crema de Nocilla

16:30 horas, muero por tener algo dulce para merendar, la niña duerme la siesta y hay que aprovechar el tiempo al máximo, puede despertarse en cualquier momento.
Pues bien, hago lo más rápido y sencillo que se me viene a la cabeza, unos bizcochitos de yogur, la clásica receta de toda la vida, rica, sencilla y saludable. Pero claro, mientras abro la nevera para recolectar los ingredientes necesarios veo como un bote de Nocilla llama mi atención diciéndome "cómeme", en fin, que no puede resistirme y también lo utilicé.


Ahora veamos como.

Ingredientes (Salen 18 bizcochitos)
Bizcocho
Yogur 1 envase
3 huevos
Harina de repostería con levadura 3 medidas del envase de yogur
Azúcar 2 medidas del envase de yogur
Aceite 3/4 de medida del envase de yogur

Relleno de Nocilla
Nocilla 200 gramos
Nata 100 gramos

Bizcocho: Batir los huevos con el azúcar, agregar el yogur, mezclar bien e incorporar el aceite. Remover bien la preparación y por último agregar la harina tamizada.
Llenar moldes de madalenas hasta tres cuartos de su capacidad y cocinar 10 minutos a 180º C.
Relleno: Batir la nata a medio punto y mezclarla con la Nocilla.
Armado: Una vez que los bizcochitos están fríos les cortamos la parte superior, como una tapita, lo rellenamos de crema de Nocilla y lo terminamos de decorar con la tapita que cortamos dividida en dos mitades y colocada a modo de alas de mariposa.

Por cierto, la niña me dio tregua y durmió un pelín más que de costumbre, así que las alitas de las mariposas las pude espolvorear con azúcar glas.


Y los bizcochitos volaron...
Bon apetit!

lunes, 1 de noviembre de 2010

Tarta de chocolate y caramelo



Ay Dios mío, si yo no fuera tan golosona no habría hecho este pecado de dulce. Es que es toda una tentación, con su base crujiente, el caramelo untuoso, y el chocolatito... Mmmm... Qué cosa más rica!.
Pues bien, aquí os dejo esta delicia de tarta que no creo haya alguien que se pueda resistir.





Ingredientes
Base
Mantequilla 100 gramos
Azúcar 50 gramos
Harina 125 gramos
Copos de avena 40 gramos
Ron un chorrillo
Relleno de caramelo
Mantequilla 25 gramos
Azúcar 25 gramos
Leche condensada 200 gramos
Cobertura
Chocolate con leche 100 gramos
Nata 50 gramos
Mantequilla 20 gramos
Chocolate blanco 50 gramos

Engrasar un molde redondo y forrarlo con papel vegetal, tanto en el fondo como por los laterales.
Base: Batir la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, añadir la harina y los copos de avena, mezclar bien, echarle el chorrillo de ron y terminar de unir con las manos. Poner esta preparación en la base del molde forrado, aplastar bien y hornear a 180º C durante 25 minutos o hasta que se note la masa dorada y firme.
Dejar enfriar dentro del molde.
Relleno de caramelo: Poner la mantequilla, el azúcar y la leche condensada en un cazo a fuego lento, siempre revolviendo muy bien, hasta que esté todo disuelto y bien mezclado. Llevarlo a ebullición y dejar que hierva 2 o 3 minutos hasta que se espese, sin dejar de remover.
Verter el relleno de caramelo sobre la base de masa cocida que se encuentra en el molde, dejar enfriar y que cuaje.
Cubierta: Calentar la nata junto con la mantequilla y ponerlas sobre el chocolate picado. Remover hasta fundir el chocolate perfectamente.
Extender la cobertura de chocolate sobre el relleno de caramelo y llevar a la nevera para que tome consistencia.
Decorar con unos hilos de chocolate blanco fundido en el microondas.

Tips:
  • Forrar el molde con papel vegetal nos facilita muchísimo la tarea de desmoldar la tarta, además nos permite que el relleno de caramelo no se nos pegue en el molde y a la hora de desmoldar la tarta nos quede una bonita presentación.
  • Es importante respetar los tiempos de cuajado del relleno de caramelo, porque éste mantiene mucho calor y podría estropearnos la cobertura de chocolate si la pusiéramos sin esperar el tiempo debidamente necesario.
  • Debo hacer especial hincapié en "revolver constantemente" la preparación del relleno de caramelo mientras está al fuego, porque debo deciros que se quema en un plis plas si nos distraemos (y sé por experiencia porqué os lo digo...).
Espero que os guste, es un postre para golosos muy delicioso.
Bon apetit.