sábado, 8 de enero de 2011

Tartaleta Chantilly de kiwi y cereza

 
Luego de unos cuantos días de excesos en las comidas, en casa casi que me tienen prohibido hacer dulces, obviamente yo me resisto a la idea de no hacer alguna cosilla, así que con el pretexto de que "tiene fruta" y no es tan pesado ideé esta tartaleta y pude salirme con la mía y hacer lo que tanto me gusta, cocinar un rico postre y que toda la casa huela a dulce recién horneado, qué delicia!!!

Ingredientes
Masa sableè
Azúcar 125 gramos
Esencia natural de vainilla unas gotas
Sal una pizca
Yemas 45 gramos
Ralladura de limón
Harina 250 gramos
Mantequilla 150 gramos
Crema Chantilly
Nata para montar 200 gramos
Azúcar 40 gramos
Esencia natural de vainilla unas gotas
Kiwis Gold 2 unidades
Kiwis verdes 2 unidades (los comunes)
Cerezas 4 unidades
Chocolate cobertura 50 gramos

Masa Sableè
Batimos la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta blanquear. Agregamos las yemas, la ralladura de limón y la esencia de vainilla. Mezclar bien e incorporar la harina tamizada junto con la sal, formar una masa tierna sin amasar. Cubrimos con papel film y llevamos a la nevera al menos por una hora.
Engrasar moldes de tartaletas de 10 centímetros de diámetro.
Estirar la masa sableè con un espesor de 5 milímetros de diámetro, cubrir los moldes de tartaletas con ella y pinchar la base con un tenedor.
Llevar a la nevera 20 minutos. Hornear a 190º C hasta que se vea la masa dorada. Dejar enfriár y reservar.
Crema Chantilly
Montar la nata junto con el azúcar y la esencia de vainilla hasta obtener un punto consistente.
Montaje
Derretir en el microondas el chocolate cobertura.
Cuando la base de las tartaletas ya se encuentran frías las rellenaremos con la crema Chantilly y sobre ésta dispondremos la fruta cortada a nuestro gusto. Con la ayuda de una manga pastelera y boquilla rizada realizamos el borde superior de la tartaleta y por último se decora con unas líneas del chocolate derretido.


Espero que os guste!
Bon apetit!

6 comentarios:

  1. Que rico!!!tienes razón parece que con el kiwi da menos remordimientos por comerse esta maravilla.besitos esther

    ResponderEliminar
  2. Una caña de postre. Fíjate que le tengo yo ganas al chantilly.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Este es un auténtico lujazo de postre, menuda tartaleta... qué ricaaa!.

    ResponderEliminar
  4. Sólo con leer el nombre de la receta ya te dan ganas de tomarte una. Eres divina Gimena!.

    ResponderEliminar
  5. Como tú dices, ¡¡¡es una auténtica delicia!!! Y además con chantilly...mmmmmm!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Siiii chicas, está de vicio de verdad! Y además es simple de hacer y queda bonita!
    Besotes a todas guapas!

    ResponderEliminar